SOCIO CAPITALISTA: QUIÉN PUEDE SERLO Y CÓMO BUSCARLO

Socio capitalista es una persona física o jurídica que contribuye con capital a fin de participar de los beneficios de la empresa.

Un socio capitalista, por tanto, es aquella persona que invierte en una empresa. A cambio de su capital, pretende obtener un beneficio de los rendimientos que la empresa haya obtenido.

Que el socio capitalista haya invertido en la empresa, pyme o con el autónomo, no quiere decir que deba participar en la gestión de la compañía. Su participación en la actividad de la empresa puede ser muy diversa. Pueden contribuir económicamente, pero apartarse de la gestión.

¿Qué derechos y obligaciones tiene un socio capitalista?

Los derechos y obligaciones de un socio capitalista están condicionadas al capital económico aportado.

Aunque un socio capitalista no participe en la gestión de la actividad, sí tendrá acceso a la información y voto de decisiones. Siempre en función de la implicación que tenga.

 

Socio capitalista, socio ejecutivo y socio trabajador.

Dentro del concepto de socio capitalista, también existe el socio ejecutivo. Son socios capitalistas que además aporta conocimientos a la empresa.

Contribuye con su experiencia e incluso con sus contactos y de esta forma se asegura que su inversión finalice con éxito. Para el empresario es una forma muy efectiva de ahorrar costes en la actividad.

Mientras que el socio capitalista no interviene en la gestión y dirección de la compañía, el socio trabajador sí lo hace. Aunque su capital sea inferior al 25% del total de la compañía.

Un socio trabajador, puede ser un inversor que, habiendo creado su empresa e invertido en ella, realiza las labores sin necesidad de contar con el total del capital aportado.

 

Consejos para buscar un socio capitalista.

Para que una pyme crezca y aproveche toda la capacidad del mercado es fundamental atraer socios capitalistas que puedan invertir en la compañía.

Vamos a ver algunas claves o consejos para buscar al socio capitalista que mejor se adapte a nuestra empresa.

Red de contactos.

Tener una buena red de contactos es indispensable para llegar a los socios adecuados.

Crear estas redes de contacto es el resultado de un trabajo constante, eventos, redes sociales (¡digitales y humanas!) e incluso invertir en personal SEO que pueda ayudar a crear y expandir esta red.

Expandir amistades y construir una relación de confianza. Los socios no tienen por qué ser amigos, pero para llevar una buena relación de negocios. Cierto nivel de conexión es básico.

Claridad en la comunicación.

Saber qué es lo que se está buscando de un socio capitalista. Además de inversión, el empresario puede estar buscando conexiones internacionales, apoyo para implementar un nuevo sistema o realizar adquisiciones.

Convencer a una persona para que invierta y sea socio capitalista requiere de excelentes dotes comunicativas. Una idea o proyecto no lo es todo y es importante documentar esta relación de forma clara, honesta y creíble.

Un proyecto atractivo.

Siempre llama más la atención un proyecto innovador, una idea que, con miras de crecer, sea original, aunque sea sencillo. Su presentación debe enfatizar sus características más innovadoras y frescas.

Todo socio capitalista quiere tener la tener la seguridad de que invierte correctamente. No solo en el negocio, si no, en la valía del personal que corrobora el éxito del trabajo. Mostrar y destacar el talento de un equipo es algo que un inversor va a tener en cuenta. Vea también nuestro artículo “El talento, clave indispensable para el éxito de las Pymes”

En PB Asesores tenemos un gran equipo de profesionales con especialización en asesoría laboral, fiscal y económico-financiera con lo que podemos ayudarte. Consúltanos ahora o visítanos sin compromiso.