Que es la inflación y como funciona

La inflación: muy pocos son capaces de entenderla verdaderamente. Significa que los precios han subido o se han «inflado», de ahí su nombre.

La inflación consiste en un aumento del volumen del dinero y del crédito, y es su consecuencia principal el aumento de los precios.

La inflación suele definirse como el aumento generalizado en los precios de los bienes y servicios de una economía durante un periodo de tiempo. Eso supone que la moneda pasa a ser menos valiosa en relación con el resto de los bienes de una economía.

Existe inflación cuando aumentan de forma sostenida los precios del conjunto de bienes y servicios de una economía. Es decir, cuando la media de los precios de todos los bienes y servicios de un país sube.

La subida de precios provoca la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos. O dicho de otra manera, si hay inflación significa que con el mismo dinero podremos comprar menos cosas que antes.

La importancia del significado de inflación

Es un fenómeno que ocurre en casi todos los países, los bancos centrales siempre tratan de que en su país haya algo de inflación, normalmente entre el dos y el tres por ciento.

Si no hubiera inflación, los precios bajarían, que es el temor de cualquier responsable económico de un país. La deflación (bajada de precios) puede ralentizar el consumo y el crecimiento económico. Pudiendo, además, derivar en una espiral con terribles consecuencias para la economía del país.

Una de las funciones de los precios es permitir a los compradores indicar la cantidad de producto que desean comprar según el precio del mercado y a los empresarios determinar la cantidad de producto que desean vender a cada precio.

Los precios garantizan que los recursos se repartan de manera eficiente para alcanzar un equilibrio de mercado y así, los recursos se pueden asignar de manera eficiente. Lo más común es que los precios aumenten, provocando lo que se llama inflación.

Causas de la inflación

La inflación se puede producir por cuatro razones:

  • Por un aumento de la demanda: Aparece cuando aumenta la demanda general y la oferta del sector productivo no es capaz de hacer frente a esa demanda, por lo que suben los precios. Por ejemplo, cuando se pone de moda una marca de ropa, sus precios suelen acabar subiendo.
  • Cuando aumentan los costes de las materias primas: Se produce cuando aumentan los costes de producción, ya sea porque aumentan los precios de las materias primas, de la mano de obra o bien, porque suben los impuestos.
  • Por las propias expectativas: Surge ante expectativas de los productores que van a subir los precios en el futuro y buscan anticiparse a ellos subiendo los precios primero.
  • Aumentos de la oferta monetaria: Cuando aumenta la cantidad de dinero que hay en una economía, provoca que aumente la demanda de productos más rápido que el suministro de los bienes y servicios de la oferta y ello provoca que aumenten los precios.

¿Cómo calculamos la inflación?

Dada la dificultad de calcular la variación de todos los precios de una economía, existen dos principales indicadores para conocer cuánto están subiendo los precios:

  • Un indicador aproximado es el índice de precios del consumo (IPC), que está compuesto por grupos de bienes y servicios, desde alimentos, ropa, medicinas hasta comunicaciones, transporte, vivienda y ocio.
  • Otra manera de calcular la inflación es mediante el deflactor del PIB, que tiene en cuenta la variación de precios de todos los bienes y servicios producidos en un país.

 

Tipos de inflación

Según el porcentaje de aumento podríamos decir que existen los siguientes niveles:

  • Deflación: Se trata de la inflación negativa. Es decir, cuando los precios en lugar de subir, bajan.
  • Inflación moderada: Cuando la subida de precios no alcanza el 10% anual.
  • Inflación galopante: Se da en el caso de que existan inflaciones desmedidas. Estamos hablando incluso de dos y tres dígitos.
  • Hiperinflación: Son aumentos de precios que superan el 1000% en un año. Provocan graves crisis económicas.

En PB Asesores tenemos un gran equipo de profesionales con especialización en asesoría laboral, fiscal y económico-financiera con lo que podemos ayudarte a trazar las líneas maestras en de tu empresa. Te ayudamos en la gestión de empresarial y en los cambios en las normativas que solicitan.  Consúltanos ahora o visítanos sin compromiso.

 

Te mantenemos informado sobre las convocatoria de ayudas y subvenciones para pymes y autónomos.