MEJORA LA PRODUCTIVIDAD Y EVITA LA PROCRASTINACIÓN

A veces perdemos el tiempo o aplazamos el trabajo de forma inconsciente para no hacer ciertas tareas, te enseñamos a evitar la procrastinación.

Hay actividades que nos resultan estresantes y para tratar de evitarlas, priorizamos otras mucho más de lo que merecen. Contestamos correos, actualizamos nuestras redes sociales continuamente o nos entretenemos demasiado en esas conversaciones largas de WhatsApp.

Los estudios indican que la procrastinación está relacionada con una fuente importante de ansiedad, estrés o miedo al fracaso. Afecta por igual a ejecutivos, estudiantes o amas de casa. No tiene raza ni sexo y es porque básicamente tenemos una mala gestión del tiempo.

Recopilamos algunas ideas para dejar de procrastinar y activar así la productividad.

Dividir el trabajo

Dividir el trabajo por partes ayuda a eliminar la procrastinación. Los expertos indican que la sensación de control es fundamental para no sentirse abrumado o desbordado. Hacer divisiones de tareas extensas a varias más pequeñas, ayuda, y es mucho más fácil si los objetivos son más manejables.

Aplica la regla de los dos minutos. Es muy simple si puedes hacer la próxima tarea en ese plazo de tiempo, se debe hacer de inmediato – quien dice dos, dice cinco o diez –


Organiza tu día

No se trata de un problema para organizar el tiempo, curiosamente la gente que tiene este hábito se organiza muy bien. El problema es que lo organizan en tareas equivocadas. Es por ello que deberíamos tener un plan de tiempos y actividades prioritarias en el día y calendarizar, tratar de seguir esa agenda diaria.

Vamos a fijarnos plazos inaplazables. Hay procrastinadores que dicen que trabajan mejor bajo presión o que rinden más cuando se acerca el plazo final. Por eso autoimponerse fechas límite y definidas nos ayudará a organizar nuestro día y evitar ese aplazamiento de trabajo.


Gestiona tu energía.

Tenemos que localizar los momentos del día en que rendimos más, nos sentimos más despiertos e inquietos y empezar por las tareas más difíciles. Para no sentirnos desbordados o estresados nos damos pequeños descansos. Ayuda a eliminar la procrastinación y volvemos al trabajo con más ganas.

Centrar la mente en una sola tarea a la vez como en mindfulness – también llamado atención plena – evitando estar haciendo muchas cosas a la vez.


Autoevaluación

La mejor forma de evitar la procrastinación es conocerla, entender e identificar estos comportamientos.

  • Perfeccionismo y miedo al fracaso. Evitamos empezar proyectos nuevos porque vemos que no podemos alcanzar la perfección.
  • Ansiedad y dudas en enfrentar una tarea difícil.
  • Rabia e impaciencia con nuestro entorno por la sobrecarga de trabajo.
  • Baja tolerancia a la frustración.

Estos puntos nos llevan a procrastinar y si los reconocemos será más fácil poder evitarlo, ser más productivos y evitamos la ansiedad en el trabajo.

En PB Asesores tenemos un gran equipo de profesionales con especialización en asesoría laboral, fiscal y económico-financiera con lo que podemos ayudarte. Consúltanos ahora o visítanos sin compromiso.