Inspección de trabajo detecta irregularidades en los ERTES

Inspección de trabajo ha encontrado motivos de sanción en 4.588 empresas acogidas a ERTES imponiendo sanciones por valor de 21,96 millones.

La Inspección de Trabajo detecta irregularidades en uno de cada seis Expedientes Temporales de Regulación de Empleo ERTE que investiga.

En lo que va de año, la tasa de empresas que han incurrido en estas irregularidades a la hora de gestionar sus ERTE ha crecido un punto, pasando del 14,77% al 15,79%.

La campaña, que lleva alrededor de un mes en marcha, tiene una primera fase informativa para que recordar a las empresas aquellas obligaciones vinculadas a los ERTES.

También se está comunicando a través redes sociales, con una campaña de divulgación que, busca defender el uso responsable de los recursos públicos.

Esto ha llevado a imponer sanciones por valor de casi 22 millones de euros, y a poner en marcha procesos de regularización.

Afectan tanto a las ayudas y salarios percibidos por los miles de empleados afectados por esas infracciones, como a las exenciones de las cuotas de la Seguridad Social de las que se han beneficiado las empresas.

Las infracciones más frecuentes

Entre las infracciones más comunes, las relativas a la actividad o a las horas extra.

Que los trabajadores sigan ejerciendo su actividad en días de suspensión del contrato, ya sea por una obligación de empresa o por común acuerdo entre empleado y compañía.

En el caso de aquellos que realizaban su trabajo desde casa la detección de esta infracción se complica, pero Inspección coteja las horas de conexión a través de VPN o los correos cruzados de los empleados en ERTE.

La inspección de Trabajo también ha detectado irregularidades en la realización de horas extraordinarias e incumplimientos de la obligación de comunicar las salidas al SEPE con el fin de suspender las prestaciones y las bonificaciones.

También frecuente ha sido la infracción en lo relativo al compromiso de mantenimiento del empleo durante los seis meses posteriores a recuperar el último empleado en ERTE.

Y precisamente esta cuestión ha sido una de las fricciones entre los agentes sociales para intentar llevar a cabo un ajuste de plantillas que puede ser necesario en muchas empresas por el cambio de la situación económica, dado que la situación pasa de ser temporal a prolongarse en el tiempo.

Consecuencia de las infracciones

El incumplimiento en este tipo de casos, y al margen de las sanciones, conlleva la pérdida de todas las bonificaciones percibidas por todos los empleados dentro del expediente, no solo de aquellos que habían sido despedidos.

El trabajador debe devolver las prestaciones recibidas mientras el empresario, que ha de hacer lo propio con las cuotas de la Seguridad Social de cuyo pago había sido eximido.

Se hace cargo de los salarios que inicialmente había cubierto el SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal) con una rebaja del 70%.

Es importante que la información que facilitemos para la solicitud de estas ayudas sea veraz y que no contenga errores, ya que, de haberlos, la responsabilidad recae en la empresa. Que sería la encargada de hacer frente a la sanción y a la devolución de todas las bonificaciones percibidas indebidamente.

 

Campañas simultaneas de infracción

  • Esta campaña de control de la Inspección está siendo simultánea a otras, como las que han permitido aflorar 50.000 falsos autónomos.
  • Detectar cómo más de 10.000 trabajadores cobraban menos de lo debido por su trabajo.
  • También, cómo las empleadas del hogar sufren situaciones de fraude en la mitad de las casas que han sido investigadas.

 

En PB Asesores tenemos un gran equipo de profesionales con especialización en asesoría laboral, fiscal y económico-financiera con lo que podemos ayudarte a trazar las líneas maestras en de tu empresa. Consúltanos ahora o visítanos sin compromiso.