Tres consejos certeros para ahorrar

Como hacer del ahorro una clave indispensable para el bienestar.

No es dificil hoy en dia encontrar información sobre como hacer cualquier cosa, y respecto al ahorro ocurre lo mismo. De hecho se pueden encontrar infinidad de sitios web, revistas, artículos e incluso libros sobre como conseguir ahorrar.

Sin embargo, la clave, lo realmente difícil, no es pasarnos ahorrando toda la vida, sino empezar a hacerlo y convertirlo además en un hábito.

Generar un habito, y mas en esto puede resultarnos imposible y hasta nos podemos agobiar por parecernos imposible o excesivamente complicado. No nos engañemos, lo es; pero con un poco de disciplina y haciendo nuestra lista de gastos e ingresos para ver en qué puntos podemos mejorar, ya estamos preparados para empezar a ahorrar.

En realidad, detallar todos y cada uno de los ‘trucos’ que pueden ayudar a ahorrar son innumerables y resulta imposible resumirlo en una única entrada de noticia, por eso vamos a centrarnos en tres consejos que pueden ayudar mucho a conseguir nuestra meta y ahorrar:

  • No compres algo solo porque está barato.
  • No caigas en la tentación de las compras impulsivas.
  • No te limites a ahorrar lo justo, sé ambicioso.

Veamos un poco mas detalladas estas 3 claves.

1º. Aunque sea algo barato preguntate: “¿realmente lo necesito?

Querer algo y necesitarlo son cosas diferentes. A menudo nos encontraremos con productos o servicios que tienen unos precios de compra baratos o porque se esté ofertando y parezca una auténtica ganga. Aquí no resulta difícil pensar en esas ofertas 3×2 de los supermercados y similares.

En esos casos ten mente fria y piensa si realmente vas a necesitar ese producto, si lo vas a usar o consumir porque si existe la posibilidad de que ese producto caduque antes de consumirlo, no vayas a usarlo o acabe almacenado en algun rincón o en la basura, comprarlo habrá supuesto tirar el dinero.

2º. Nunca compres por impulso

¡NUNCA! Y no hablamos de algunos alimentos de primera necesidad o una compra en el supermercado. Nos referimos a esas compras que siempre te planteas si quieres hacerlas o no. El truco es tan sencillo como esperar dos o tres días, para pensarlo mas “en frío”; y con total sinceridad para contigo mismo/a, si lo sigues considerando necesario tras esa espera, cómpralo.

Solo con este sencillo truco de esperar, ya muchas veces al primer día te darás cuenta de que muchas de las cosas que sentiste impulso de comprar realmente eran mas bien caprichos totalmente prescindibles y eliminar ese tipo de gastos nos permite ahorrar mucho mejor.

3º. Sé ambicioso en tu ahorro

El dinero que estás decidiendo ahorrar ahora es para ti y para tu familia. Y por supuesto, no hay nada mejor que ser generoso con uno mismo y con los suyos. Si vas a ahorrar, hazlo bien y sé ambicioso para ahorrar cada vez mejor.

Revisa el dinero que dedicas al ahorro periódicamente y oblígate a poner un poco más cada año. Y además, si aumenta tu sueldo o tus ingresos, considera qué cantidad de ese aumento vas a dedicar a tu ahorro.

Ya sabes, si quieres que ahorrar sea de lo más fácil, empieza siguiendo estos 3 consejos y empieza a ahorrar mejor. Recuerda, este dinero es para ti, para tu familia, y para tu futuro.

Y ahora que tienes estos tres consejazos, no pierdas ni un minuto más y ponte manos a la obra para llegar al nivel crack del ahorro lo antes posible viendo esta infografía. El movimiento se demuestra ahorrando.