A 7000 millones se eleva la cifra del Estado en prestaciones por los ceses de autónomos.

Un importe en prestaciones por cese de actividad ocasionado por la pandemia que aun crecerá este otoño-invierno.

Los autónomos son un colectivo de lo mas diverso que representan una masa crítica de empleo en el país. Si bien es cierto que históricamente este colectivo ha sido maltratado en cuanto a las necesidades a cubrir por la Seguridad Social, con el coronavirus ha habido una excepción, al menos en parte.
7.000 millones es la cantidad que el Secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo que ha declarado ante la Comisión de Presupuestos del Congreso y que habrían servido para cubrir el cese de actividad de los autónomos, o al menos a una buena parte de ellos.
Según el Secretario de Estado, la mayoría de los casos de prestaciones por cese de actividad resultaron ser no contributivas, o lo que es lo mismo, que el autónomo no tenía derecho a ellas por no llevar el tiempo suficiente cotizado o se alargaron mas meses de los que tendría derecho pero que aun así se han gestionado.

 

Con ello y con todo, el Gobierno tiene destinados además unos fondos para los ceses de actividad que se den en esta temporada de invierno y hasta la primavera del 2021. Si bien esta partida presupuestaria es menor, esto responde a previsiones de mejora a medio plazo del impacto del coronavirus y en especial por la llegada de una eventual vacuna en primavera que alivie en cierta medida los efectos económicos y laborales el año que viene.

 

La situación excepcional e histórica que le toca vivir a tanta gente, a verse obligada a realizar un cese de actividad temporal y en otros casos, el no tener que pagar la cotización a la Seguridad Social a penas ha sido un alivio en muchos casos de la geografía española ante la caída de facturación.

 

Si es mucho o poco depende un poco de la perspectiva de cada uno. Para la mayoría de los autónomos tiende a ser insuficiente, porque no cubre las necesidades básicas ni pueden hacer frente a los gastos fijos de sus negocios que durante mucho tiempo no han podido abrir.

En PB Asesores caminamos contigo.  Consúltanos ahora o visítanos sin compromiso.